Leyendo
Democratización del capital en Venezuela
5 min · 249

Democratización del capital en Venezuela

La democratización del capital es la mejor alternativa para lograr que se desarrolle una clase media en ascenso, al ritmo de las oportunidades que el país brinde, apoyando así a las buenas iniciativas empresariales, más transparentes y confiables. El Estado tiene el deber de promover estas iniciativas para apoyar dentro y fuera de sus fronteras las inversiones de estas empresas, las cuales inciden directamente en la calidad de vida de sus inversionistas, es decir, sus ciudadanos y en el Estado cuando reciba los impuestos, que es lo que le corresponde.

La democratización del capital no es más que el proceso de inclusión de los ciudadanos de un país al capital accionario de las empresas que hacen vida y generan riqueza. Este proceso, como dije, de inclusión, permite a todo el que quiera y disponga de ahorros, acceder a un pedacito de las utilidades que son el resultado financiero de una empresa.

Experiencias latinoamericanas de democratización del capital

Como dueño de empresas de mercado de valores hasta el 2018, estuve relacionado a procesos de incorporación de personas naturales o jurídicas sin experiencia al mercado de valores, a partir de prácticas que fueron muy exitosas en Latinoamérica como el caso de la telefónica CANTV en Venezuela (1991) y otras tantas en Chile. Aunque el mayor empuje se presentó en Colombia a partir de la salida en bolsa, para el público minorista, de Ecopetrol que abrió las puertas a otros emisores, principalmente los bancos, quienes aprovecharon el momento de fortalecimiento de su moneda para endeudarse o abrir su capital en pesos e ir a comprar bancos fuera de Colombia, situación que se tradujo en ingresos en monedas más fuertes que el peso colombiano para sus empresas y para sus accionistas.

En Latinoamérica esta noción se desarrolló a partir del concepto que comenté en un artículo llamado “Capitalismo Popular[1], que instrumentó con eficacia la Sra. Margaret Thatcher en un momento difícil para la economía británica, y que permitió darle eficiencia al Estado y a la vez propiedad de empresas estatales emblemáticas a los trabajadores, mediante la posibilidad de comprar acciones de los principales monopolios que oportunamente vendió a grandes capitales para operarlas gerencialmente e incluyó a pequeños inversionistas.

Décadas después, estas empresas siguen siendo líderes, ahora globales, sus pequeños inversionistas forman parte de una robusta clase media, gracias a la subida del valor de las acciones en el tiempo y viven el día a día de los dividendos que pagan las empresas. Europa occidental siguió esa receta y en España, por ejemplo, hay millones de personas naturales que tienen acciones en empresas listadas en las bolsas, que durante la enorme crisis dieron un extraordinario soporte al precio de las acciones en la bolsa al no vender y mantenerse en ellas.

La democratización del capital: Un proceso que promovió el crecimiento

El proceso de democratización del capital en el mercado de valores colombiano ha llevado a casi dos millones de personas a ser accionistas de empresas. Los principales inversores compradores de acciones en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), según su informe de esa época eran: las sociedades comisionistas de bolsa con 20.16%, personas naturales colombianas con 18.66%, los inversionistas extranjeros 16.57% y fondos de pensiones y cesantías con un 13.18%, el resto estaba en manos del sector real, fondos mutuos, seguros, fiduciarias y hasta cooperativas de ahorro y crédito.

Si sumas las personas naturales directamente o a través de sus fondos de pensiones, los colombianos eran dueños de más del 40% del capital inscrito en la BVC, algo realmente impresionante. Entonces, podemos concluir que los inversionistas colombianos son los que realmente han comprado las empresas, los bancos y los seguros en Panamá y en la región, pues son ellos los que reciben los retornos sobre la inversión, un ejemplo de lo que les estoy hablando es que el Centro Bancario Internacional de Panamá, uno de los más grandes de la región, es dominado en más de un 30% por bancos, cuyas sedes principales están en Colombia.

Una política pública que invite a sus ciudadanos a participar en procesos de venta de acciones de empresas, inclusive a aquellas que se les da licencia de explotación de recursos naturales, le daría un sentido de pertenencia y transparencia tan necesaria en estos días.

Perspectivas de democratización del capital en Venezuela

Venezuela desde ya se perfila como la gran candidata a revivir, ahora con más ímpetu, la reconstrucción de su clase media. Para ello, el Estado tiene, en la actual situación económica del país, una gran oportunidad cuando, restablecido el orden constitucional, el nuevo poder ejecutivo y legislativo puedan conjuntamente, instrumentar una política pública orientada a promover la venta parcial o total de todas las empresas del Estado para obtener dólares y apuntalar las reservas internacionales, hoy inexistentes.

Adicionalmente, será necesario promover la eficacia vendiéndole el paquete operativo a empresas locales o internacionales con sobrada experiencia en un acto transparente de licitación; exigir la inscripción en la Bolsa de Valores de Caracas de al menos el 10-20% del paquete accionario que sea vendido a los venezolanos donde se encuentren y a residentes extranjeros en Venezuela, en ventas vía democratización del capital con libro de órdenes, explicación publicitaria debida y anticipada y capacidad inclusive de financiamiento, para ello tendrá la oportunidad adicional de inscribirla en las bolsas de valores de Nueva York, Panamá, España (Latibex), Singapur, donde los venezolanos con ahorros en monedas, como el dólar americano, puedan comprar con su cédula de identidad.

Un incentivo a la confianza en el país

El simple hecho de canalizar los ahorros de los venezolanos en el extranjero para que vuelvan al país en inversión directa en las monedas de ahorro que ya tienen, es un incentivo adicional a la confianza, transparencia y seguridad que le brindará el nuevo Estado venezolano a las inversiones que llegarán en toneladas a nuestro país.

Ver también

Es por ello que lo que toca es reconstruir el país y apuntalar a esa clase trabajadora para que al cabo de una década, con certeza sea una potente clase media, que si le sumamos la apertura de los fondos de pensiones privados y mixtos, podemos estar convencidos de que la recuperación de la clase media venezolana será en muy pocos años, dado el enorme potencial que implicará la venta a precios bajos para los venezolanos de las acciones en las principales empresas que requieran una licencia en Venezuela, empezando por la más emblemática de todas: PDVSA.

¿Qué venezolano, puede estar en contra de la democratización del capital?

Muchos van a querer invertir en el proceso de reconstrucción de todo el tejido industrial, tecnológico y empresarial en los sectores que ustedes quieran mencionar por solo decir alguno: el turístico. Yo, siendo Estado, no dejaría una sola venta de empresa, una sola licencia de explotación de recursos naturales o de servicios tecnológicos que no exija al accionista operador, en un plazo máximo de un año, tenerla lista para que el Estado venda un paquete a los venezolanos y, adicional a ello, se quede con otra parte para una futura venta a un precio muchísimo mayor. Ejemplo que yo plantearía: operador 40% con control administrativo, Estado 40% con acción dorada y 20% en circulación en las bolsas de valores donde se pueda inscribir la empresa dependiendo de su tamaño.

Así que la clase media venezolana de que vuelve, vuelve y con mayor ímpetu que nunca.

Con la C de certeza te invito a comentar o plantear cualquier duda que tengas, personalmente te responderé. Si pensaste en alguien, por favor comparte este artículo ya que puede generarle valor.

¡Gracias por invertir en ti!

Santi Fernández

@yoinviertoenti

Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los Derechos Reservados

Aviso Legal - Política de privacidad - Política de cookies

Desplazar al Inicio