Muchas veces en nuestra vida nos encontramos en situaciones que parecieran suceder dentro de una película, pero cuando nos damos cuenta de que es la realidad que debemos afrontar, la resiliencia nos brinda infinitas posibilidades de alcanzar grandes logros. Muchas veces tenemos la oportunidad de crear algo espectacular si prestamos atención y nos enfocamos en seguir adelante hacia nuestro objetivo, ser buenos con nosotros mismos y entender que, aun en situaciones adversas, la vida nos ofrece grandes oportunidades de crecer como personas mejores y más sabias. 

Relacionarse con las personas que son importantes en tu vida  

Cuando nos sentimos solos y vulnerables, especialmente en los momentos difíciles que enfrentamos en la vida, los amigos y familiares son un apoyo muy importante para seguir adelante. Conectar con otras personas puede traer muchos beneficios como prevenir el estrés, además de ofrecernos una sensación de pertenencia. Haz uso de la tecnología y de las videollamadas con familiares y amigos en todas partes del mundo. ¡Conéctate! 

 

 

Sé bueno contigo mismo 

La práctica de la atención plena, en inglés mindfulnessofrece el beneficio de la compasión contigo mismo y produce como resultado niveles más altos de optimismo, confianza y gratitud. Empieza hoy mismo tu cuaderno de gratitud, seguramente tendrás resultados increíbles, pues ¡siempre hay mucho que agradecer 

Sigue activo físicamente      

La actividad física puede ayudarte a aumentar la resiliencia porque incrementa tus niveles de endorfinas, una sustancia producida en tu cerebro que te hacen sentir bien, te ayudan a reducir el estrés y mejoran tu humor. Cuando realizas una simple caminata, estás en un estado de bienestar y eso te da ánimos para seguir adelante con más positividad, así que las personas activas físicamente son más resistentes que las sedentarias, entonces, ¡muévete! 

Mira el lado positivo  

Si te das cuenta de que tienes pensamientos negativos, puedes usar la técnica de la atención plena y romper el ciclo atrayendo optimismo a tu vida, sé atento a tus pensamientos y a tu respiración. Las personas optimistas demuestran más resiliencia. Te recomiendo practicar la técnica de la respiración profunda, inhalando ampliamente por la nariz y exhalando por la boca, siempre que te sientas con ansiedad y miedo. Si te enfocas en el presente, vas a tener menos espacio para el pesimismo. 

 

 

Sé flexible 

Los cambios son inevitables y son parte de nuestra vida, entonces te invito a respirar tus emociones, así como vivir una vida plena y llena de sorpresas increíbles, al final para eso estamos aquí ¿o no? 

Te invito a respirar conmigo, ¡te garantizo que no vas a ocupar años de práctica de meditación para sentir los beneficios en tu vida! Es fácil de seguir, te sentirás muy bien y relajado en pocos minutos. Siéntate en un cuarto sin ruido, cierra los ojos, asume una posición cómoda y enfócate únicamente en tu respiración, si viene algo a tu mente, saluda ese pensamiento, dile adiós y regresa a tu respiración. Empieza con cinco minutos y aumenta paulatinamente el tiempo hasta calmar tu mente, ¡te garantizo que esa será la mejor inversión de tu tiempo! ¡La vida es bella! 

Simone Meirelles 

[email protected] 

@Mone_meirelles 

Entradas Relacionadas