Leyendo
En búsqueda de mi felicidad
3 min · 175

En búsqueda de mi felicidad

Una cuestión que siempre me ha intrigado es lo genérico que resuena cuando alguien dice “quiero ser feliz” o “quiero alcanzar la felicidad”. ¿qué es exactamente ser feliz? ¿dónde está esa felicidad? Hablamos de la felicidad como algo que hay que alcanzar o ganar, que debemos “luchar” para conseguirla, pero que tal si vamos paso a pasoPodemos iniciar preguntándonos: ¿qué es la felicidad para cada uno de nosotros?  

Te pido que durante la lectura de este artículo reflexiones sobre qué es para ti la felicidad, lejos de lo que ves en los demás, de los estereotipos presentes en el mercado, consumo, económico, social, laboral, religioso o familiar. Para apoyarte a vivir esa felicidad, te acompañaré desde mi experiencia sobre una increíble sabiduría espiritual como lo es el ADN del alma. 

Compartiré contigo una posible forma de ver la felicidad; “la felicidad es ser lo que uno es en su esencia y actuar de acuerdo con esa esencia única y especial”. Sí, porque todos somos únicos y especiales, simplemente por el hecho de existir, de ser.  

 

Hay tantas posibilidades como seres humanos  

Si todos somos únicos y especiales, entonces se nos plantean varios interrogantes: por qué actuamos como lo hacen otrospor qué pasamos la vida buscando respuestas que funcionen para todos, cuántas veces ha ocurrido que alguien nos ha aconsejado en base a lo que le ha funcionado o que ante el mismo problema, ha seguido una forma supuestamente acertada y no nos ha funcionado a nosotros. 

Siento decepcionarte, pero las panaceas no existen y tampoco respuestas que nos sirven a todos. Hay tantas posibilidades como seres humanos, lo que sí existe es la alineación y sintonía con lo que cada uno de nosotros es, y elegir, decidir y actuar desde ese ser, desde esa particularidad única en nuestra esencia.  

Todos tenemos una forma de pensar, sentir y actuar particular, y no por ello mejor o peor que cualquier otra, quizás lo que sí es importante es que comencemos a valorarlas de forma personal para que nuestras decisiones y acciones estén realmente en sintonía con lo que somos, eso nos traerá más crecimiento y felicidad que alcanzar metas, imitando o sin saber muy bien cómo, porque tan solo nos limitamos a seguir un camino marcado y establecido.  

 

Conócete a ti mismo para vivir feliz  

Así como la filosofía nos invita desde los albores del tiempo a conocernos a nosotros mismos, para alcanzar la plenitud desde la esencia del ser humano, hoy los invito igualmente a profundizar en el conocimiento y la comprensión personal, desde una sabiduría extraordinaria como es el ADN del alma, que nos exhorta a reconocernos como lo que verdaderamente somos, seres únicos y completos que experimentan una realidad física con experiencias emocionales para descubrir lo que son en esencia, un todo. Conectados con todo, con tendencias a diferentes carencias o conflictos, y con potenciales muy definidos, que nos acercan a nuestro camino personal de aprendizaje.   

Deseo compartir mi experiencia personal, viví 36 años alejado de mi verdadera esencia y proyecto vital, logrando aparentemente el éxito, pues disfrutaba de una situación económica solvente (tenía diversos negocios), una esposa, 2 hijos maravillosos y, sin embargo, sentía un vacío, una tristeza y una falta de felicidad, que aparentemente no se correspondía con la realidad que estaba experimentando.   

Ver también


Esa situación continuó hasta que descubrí la espiritualidad a través del conocimiento del ADN del alma, en ese momento comencé a comprender mi esencia alineando mis objetivos y acciones, con mis valores más profundos y conociendo todas las partes de mí, las que funcionaban y las que no, para comenzar a vivir en una felicidad y plenitud que jamás había logrado con ningún negocio, dinero, influencia, ni relaciones personales. La gran diferencia fue descubrir, comprender y aceptar quien soy.  

 

Descubre tu esencia 

Ahora te invito a descubrir un poco más de ti mismo y a mantenerte más alineado con tu esencia, para avanzar en tu existencia con la mejor felicidad del mundo, “la tuya”. Para eso, te propongo un ejercicio: reflexiona sobre tu forma de elegir, decidir y actuar, observa tu entorno y valora a quien imitas o de quien has aprendido esto o aquello. ¿Qué haces ante un acontecimiento negativo? ¿Reaccionas o reflexionas?  

Es fundamental que valores qué resultados obtienes cuando actúas de una forma o de otra, es así como verás que hay una forma que es más afín a ti, a la vez te aporta mejores resultados, así que practica para favorecer esa forma. Estas son herramientas que nos da el ADN del alma de forma concreta, práctica y totalmente aplicables. Nos aporta la información de cómo funciona cada uno de nosotros realmente y con ello, un autodescubrimiento y evolución personal que potencia a cualquier persona y multiplica los resultados de cualquier técnica o método que apliquemos, transformando la forma de comprensión y gestión de nuestra existencia.  

Si conoces ese vacío del que hemos hablado, esa sensación de sentirte alejado de ti mismo o la insatisfacción con o sin motivo, te invito a seguir compartiendo conmigo el camino del autoconocimiento personal en el siguiente artículo en el que hablaremos de la importancia de comprender y entender realmente, sin engañarnos a nosotros mismos.   

Alberto Fernández 

Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los Derechos Reservados

Aviso Legal - Política de privacidad - Política de cookies

Desplazar al Inicio