Leyendo
Invierte en ti
3 min · 122

Invierte en ti

La naturaleza es tan sabia como la energía que la crea. Al parecer, según muestran ciertos informes difundidos a través del canal que nos mantiene unidos “la internet”, los ríos, las aguas, los animales, los bosques, los volcanes, los movimientos de tierra, las flores y en general todo, se muestra con signos de armonía. ¿Cuál será el propósito superior de lo que acontece? 

¡Acompáñame! veamos la película que la mayoría de los seres humanos escribíamos cuando se invertía tiempo, energía, y dinero en: 

  • Tiempo de hasta horas en llegar a sus trabajos, por lo general corriendo. Tiempos que, desde el momento de levantarse, suponían saltar de la cama por el “TENGO QUE”, despertar a los niños, cepillarnos, desayunar, leer los correos, el celular, en fin… 
  • En relaciones tóxicas, ya sea yendo al trabajo que no nos gustaba, cooperando con quien no queríamos manteniendo una relación afectiva por apariencia. 
  • Tiempo, dinero y energía de hasta dos horas o más entre el gimnasio, la peluquería, las tiendas o los centros comerciales, todo para lucir bien para otros, siempre para otros, demostrándolo con fuerza a través de nuestro gran canal “la internet” que nos mantiene unidos. 
  • Tiempo, dinero y energía consumiendo alimentos procesados por la facilidad de ganar tiempo para invertirlo “en otras cosas”. 
  • Invertíamos en “no tener tiempo” para muchas cosas, pero, en especial, para nosotros mismos. 

Para muchos, todas estas inversiones suponían un éxito justificado. 

 

Tiempo de las retribuciones 

Este protagonista, tú o yo, obteníamos como retribución de estas inversiones:  

Falta de tiempo por ocupaciones superfluas, falta de energía, falta de dinero debido a las deudas, falta de salud por el estrés; que nos llevaba incluso a consumir medicamentos innecesarios; falta de amor para dar y recibir, en fin, falta de paz y bienestar. 

Entonces, esta circunstancia que está costando la vida de miles de seres humanos alrededor del mundo, principalmente adultos mayores, quienes con su partida nos están enviando una señal, pues esta situación nos está limitando para invertir en nuestro rol protagónico de la película y como guionista que somos, nos invita a reescribirlo. Reinventar el personaje porque nos están invitando a estar en casa ¿con quién?: con nosotros mismos, con nuestra pareja; con nuestra familia e hijos; con nuestros padres; con un compañero o simplemente, con nuestra mascota. 

Ahora, tenemos tiempo suficiente para ejecutar nuestras labores cotidianas y ¿qué hacemos con el resto del tiempo? ¿En qué lo invertimos?, ¿en conocer a nuestros padres, a nuestra pareja a nuestros hijos, a nuestro compañero?, ¿en pensar?, ¿en sentir?, ¿en soñar?, ¿en crear?, ¿en leer?, en… 

La vuelta a casa es el gran despertar de cada uno de nosotros para encontrar en el sentir, todo aquello que realmente queremos. Cambiando el guion de la película de nuestra vida para siempre y obtener los retornos exitosos a toda esta inversión que está suponiendo este regreso a casa.  

 

Ver también


Tiempo para elegir en que invertir  

Ahora tenemos la oportunidad de saber en qué queremos invertir para obtener lo que deseamos, que será lo mejor para todos ya que, si tú estás bien, yo estoy bien y, en consecuencia, todos estaremos bien. 

  1. Ahora elegimos cambiar el YO por él NOS, cuando en todo lo que nos rodea está incluido el otro, a partir de saber qué es lo que TÚ quieres y que, al sumarse a lo que lo otros QUIEREN, se convertirá en lo que NOSOTROS QUEREMOS vivir… 
  1. Ahora elegimos lo que queremos hacer con nuestra vida personal al reconocer la importancia o no de toda aquella relación tóxica de la que éramos protagonistas.  
  1. Ahora elegimos lo que queremos hacer con nuestra vida profesional al darnos cuenta de que no hay tiempo que perder, que la vida vale mucho. 
  1. Ahora elegimos lo que queremos hacer con nuestra vida financiera al darnos cuenta cómo hemos invertido nuestro dinero en los últimos tiempos.  
  1. Ahora elegimos lo que queremos hacer con nuestro estilo de vida al darnos cuenta de que hemos podido sobrevivir comiendo más sano en casa, evitando alimentos poco saludables porque hemos tenido el tiempo para nosotros. 
  2. Ahora elegimos lo que queremos vivir espiritualmente: disfrutar, ver la felicidad, la salud, la paz, la prosperidad y el bienestar de todos a nuestro alrededor. 

 

Invierte en el personaje de tu vida. HOY  

¡Invierte en ti! 

Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los Derechos Reservados

Aviso Legal - Política de privacidad - Política de cookies

Desplazar al Inicio